Saltar al contenido

Claves para iniciarte con buen pie en la cosmética

30 marzo 2021

La generación Z necesita descartar las cremas caras que puedan ser de sus madres y estar al alcance. Realmente, utilizarlas les provocará más contras que beneficios.

Quizás, en tus redes tienes un sinfín de trucos o tips para cuidar tu piel. En realidad, tienes que enfocarte en que se adaptan a tu piel y tampoco sean muy agresivos.

¿Cuándo iniciarte en la cosmética?

Carece de fecha o punto de partida. Sin embargo, las rutinas cambiarán y se adaptarán conforme a tu edad o necesidades. Tanto el ácido hialurónico como el colágeno merman a mitad de tu veintena.

Tu tipo de piel y edad te ayudarán a escoger los productos adecuados. En la pubertad, será esencial controlar la grasa, prevenir la deshidratación superficial así como disminuir los granitos.

La rutina elemental consta de protección e hidratación. Para prevenir que tu piel se resienta, prefiere rutinas de belleza cortas.

Equivocaciones frecuentes al cuidar tu piel

Te presentamos algunas de las fallas más comunes cuando te inicias en la cosmética:

  • Puedes dañar tu piel si utilizas despigmentantes fuertes.
  • Aplicar cualquier recomendación de los influencers
  • Realizar mal la limpieza utilizando aceite puro o aceite esencial
  • Abusar de gadgets o cepillos
  • Aplicar un jabón natural con pH 8 (lo mejor será un jabón carente de jabón o un syndet con pH 5)
  • Exfoliarte en exceso

¿Cómo saber si te exfolias demasiado?

Notarás tu piel irritada, al tacto resultará poco agradable. Sucede cuando te excediste con el exfoliante, usaste productos desaconsejados o te quedaste mucho tiempo bajo el chorro de la ducha.

Antes de usar cualquier producto, considera qué función tiene y cómo ayudará a tu piel.

Piel libre de acné

La conseguirá con una limpieza doble que inicia con un aceite limpiador. Este diluirá los agentes más grasos como suciedad, maquillaje y sebo. Luego complementas con un jabón que elimina incluso los residuos.

Para pieles adolescentes grasas, las cremas hidratantes sin aceites serán idóneas para protegerlas contra agresiones del ambiente.

Protección de primera

Lo mejor será contar con un SPF 50+, podrás escoger entre loción, crema-gel o gel para pieles grasas. En cambio, para pieles secas podrán optar por espumas, emulsiones o cremas.